domingo, 4 de febrero de 2018

Día Mundial Contra el Cáncer



2018. 

Un año más. 

Yo escribo mi primera entrada del año en Febrero. 

Y no es que no pasen cosas, es que pasan demasiadas.

Hoy vuelvo a La Tostada a recordaros que hoy día 4 de Febrero de 2018 vuelve a celebrarse el Día Mundial Contra el Cáncer.... cuaaaaaalquierrrrr cáncer!!!!

Yo hoy sigo leyendo los mensajes de sanotes en las redes sociales y sigo pensando que hay mucho que hacer... No podemos seguir viviendo pensando ojalá no haya más cáncer... el cáncer está ahí, y seguirá con nosotros... porque es pura "superbiología defectuosa". 

Sé que es mejor mirar hacia otro lado, pensar que en nuestras manos está no caer enfermos porque tenemos hábitos supersaludables, o que si caemos enfermos de cáncer será a tiempo, o ... 

A veces no salen ni las cuentas, ni la vida. 

Hoy se escuchan mensajes de ánimo de todas las formas. 

Yo sólo pienso en días como estos en todo lo que me ha pasado, que no se olvida. 

El dolor. El miedo. La pérdida. 

Pero me doy cuenta de que en mi vida no predominan esos sentimientos, ni ahora ni hace 4 años. 

Sé lo que es la iluisión y sé lo que es la esperanza. 

En días como hoy, pienso en lo que compartimos todos los que hemos pasado y pasan por el cáncer. 

Pienso que la vida no es justa y que esto es una gran putada. 

Como no, pienso en mis compañeras de fatigas, las enfermas de cáncer de mama, que además de cáncer, se dejan un trozo de su ser en un quirófano.

Hoy es un día de informar, de dar voz, de que vean los sanotes que el cáncer no es blanco ni negro, ...

Que lo que deberíamos reclamar todos en este día son ayudas a los pacientes, que en muchos casos pasan penurias económicas porque no pueden trabajar y si vuelven a trabajar porque necesitan dinero, no lo hacen en las mejores condiciones. 

Ayudas. 

Ayudas a la Investigación contra el cáncer, porque si hoy muere menos gente de cáncer, además de las campañas de prevención y promoción de la salud, es porque hay más y mejores tratamientos. 

Y hacen falta más, para que si te descubren un cáncer agresivo o en un estadío traicionero, tengas posibilidad de curarte. Y eso, está en manos de los investigadores, médicos, ... bueno, en sus mentes. Está en manos de los políticos y entidades, que deben tomarse en serio el tema.

Yo reclamo que no haya diferencias entre enfermos según la comunidad autónoma en la que vivas, porque todos somos personas y todos somos españoles. 

Y el cáncer no distingue. Te puede pasar a ti.

Yo reclamo a los sanotes que aprendan a acercarse a esta enfermedad sin pudor, pero con decencia. Porque yo sigo tragando saliva con tantos comentarios desafortunados. 

Yo invito a que de nuevo, colaboréis con la causa. 

Hay numerosas entidades con las que podéis colaborar para luchar contra el cáncer. Os animo a conocer su trabajo y aunque sean 5 euros, 10... qué mas da... Lo hagáis. Eso además de ayudar económicamente a la causa, os une a cada enfermo. Y no le dejaréis solo.

Además, conocer el trabajo que hacen estas entidades permitirá que no os sintáis tan capullos si os toca a vosotros, lo digo por experiencia propia. 

Os dejo algunas... 





FECMA: donde podréis encontrar un listado de asociaciones relacionadas con el Cáncer de Mama. 

Como veis, la mayoría son sobre cáncer de mama, pero hoy sólo hablamos de cáncer, así que otros ejemplos son: 

Fundación Josep Carreras (Me encanta su lema de "Imparables, hasta que lo curemos")

Fundación Sandra Ibarra

Días como hoy dan luz al cáncer... y eso es impagable, porque el cáncer a veces es oscuridad.

Hoy me acuerdo de Mari Ángeles, que ha encontrado su propia luz. 

De Rosa, que después de la oscuridad, lleno recientemente su casa de vida. 

De Miriam, que celebra la vida siempre.

Me acuerdo de mi... 










viernes, 29 de diciembre de 2017

Ventanas abiertas



Nunca abandoné el blog... pero no me da la vida para continuar publicando al ritmo que lo he ido haciendo estos años. 

No escribir y no tener tiempo para hacerlo... en sí mismo también es una oncoexperiencia. ¡¡¡Hay vida en el cáncer y después de él!!! 

Vuelvo a la vida después de años de una inactividad forzosa y de no saber dónde encajo después de haber sufrido algo que te hace distinto a la mayoría de la población. 

Yo es que ahora divido a las personas en un grupo de personas sin cáncer en sus vidas y personas con cáncer en nuestras vidas. 

Muchos me conocéis y sabéis que he vuelto a trabajar y además, estoy estudiando oposiciones de secundaria. Quiero ser profesora de Formación Profesional. Con los años, me he vuelto una defensora de estos estudios y creo que puedo aportar muchas cosas, especialmente vocación y motivación. 

Las oposiciones nunca fueron mi fuerte, pero el cáncer me ha hecho disciplinada, tenaz y sé que tras la oscuridad, siempre llega la luz. Y eso, da alas!!!


Así que, mi mente ahora es más fuerte para llevar esto de estudiar y trabajar a la vez con templanza y paciencia, de la que tengo un Máster. 

En cuanto a lo laboral, trabajo donde quiero, con gente alegre y resuelta, inteligente y creativa,... lo que una necesita después de un cáncer deprimente e invalidante.  

La vida me ha llevado a entender que no eres lo que tienes ni en lo que trabajas, y sobre todo, que la vida da muchas vueltas y que no hay que tener ideas fijas e inamovibles. Hay que fluir... como la vida misma. 

Yo soñaba muchas cosas y muchas se cumplieron en mis 39 años... y espero cumplir muchos sueños más, pero lo que más deseo es ir construyendo sueños nuevos. 

Cuando tienes cáncer, muchas cosas que soñabas ya no tienen sentido, pero es importante seguir soñando y soñando... y volar y dejarse llevar....

La entrada de hoy se llama ventanas abiertas, porque eso debería ser la vida... 

Estar en un sitio seguro, en tu hogar, rodeado de los que más quieres, pero mirar siempre hacia delante, soñar y tener ilusiones... dejar volar la imaginación y luchar por lo que uno desea y quiere. 

Siempre me han preguntado que me hizo ser fuerte durante el cáncer... y siempre pienso que es la ACEPTACIÓN. 

Acepté mi enfermedad, acepté mis tratamientos, acepto sus secuelas, acepto el cambio... y eso me permite seguir adelante y abrir ventanas y entender que la vida es lo que ella quiera darte. 

Despido el año feliz y con muchos planes y proyectos en mente... Digo que sin tiempo, pero no es cierto, ahora tengo todo el tiempo del mundo para ser feliz. 

FELIZ AÑO 2.018 A TOD@S LOS QUE OS PASÁIS POR ACÁ!!! 


sábado, 21 de octubre de 2017

Campañas por la lucha contra el cáncer de mama



Llevo días nada rosas... porque lo rosa a veces me pone de los nervios!!!

Tengo mil cosas que decir porque estoy enfadada, pero no quiero que nadie se moleste por mis palabras o se saquen de contexto o se me tache de no dar datos científicos. Si no los doy es porque eso me supone un tiempo que no tengo, no que no los haya, para empezar. 

Así que a final, la entrada ha salido así. 

Para empezar, cuando una mujer es diagnosticada de cáncer de mama (o de cualquier cáncer) tiene miedo, siempre. 

Ni porque sonría ni porque llore tiene menos o más miedo... lo tiene. 
Y para siempre. 

Así que si ese miedo es devastador, no lo es menos que te hagan comentarios directamente o leas en los medios de comunicación o en redes sociales mensajes supuestamente de apoyo o lo que últimamente ya está siendo recalcitrante... campañas superfrívolas que se suponen que son para apoyar la causa (aunque luego donen 1€).

Voy a ir poco a poco, que me aturullo. 

Que conste que soy defensora de las campañas de visualización y sensibilización en materia de cáncer de mama. De todas. Donen 1€ o donen el 100% de lo recaudado. 

Que esté a favor no significa que tenga una neurona dando golpes en las paredes de mi cráneo. Sé que muchísimas marcas se unen al rosa por publicidad. 

Lo entiendo y lo acepto, pero como tengo boca, dedos y 2 tetas de menos y 2 tetas de repuesto de más, me creo en el derecho de dar mi punto de vista crítico. 

Para explicarme voy a recurrir a 3 ejemplos del millón que tengo guardados en la recámara. 

Ejemplo 1: 

Isabel Jiménez (presentadora del telediario de Tele5) sale en su Instagram supuestamente participando de una actividad que pretende apoyar la lucha contra el cáncer. La iniciativa no me ha quedado clara, pero ella está en un SPA en albornoz tomándose una bebida rosa. 

Me voy a poner en el supuesto de que esa empresa del bienestar físico dona 1 millón de euros a la causa y que regala a todas las mujeres con cáncer de mama una sesión de SPA y un batido rosa. 

¿En serio alguien cree que eso ayuda a una mujer que esté en su casa calva, asustada, amputada,...?? ¿¿¿En serio???

Ejemplo 2: 

Donuts se une a la causa y su Donut Pantera Rosa mola. No sé lo que dona a la causa, pero a la que se lo coma, le dona un culo a lo Kardashian. 

No estoy de acuerdo con los mensajes alarmistas de nutricionistas al respecto, porque un bollo rosa a una mujer con quimio, créeme que le hace más bien que mal, pero bien es cierto que la sensibilización del cáncer de mama debe basarse en campañas que promuevan la salud y la prevención. 

Los mensajes al respecto de la alimentación y el cáncer de mama me irritan mucho porque una vida sana tiene influencia en no desarrollar enfermedades, pero no es una garantía de nada. 

Puedes comerte a diario un donut rosa y no desarrollar cáncer de mama. 

No nos volvamos locos. 

Comer mal no provoca cáncer, provoca que aumente el riesgo. 

El cáncer de mama es una enfermedad cuya etiología es multifactorial, de forma que dejar caer en un blog de divulgación que una mujer ha desarrollado cáncer de mama por comer bollos es alarmista y falso. 

Comer un donut rosa lleno de grasas y azúcar es malo. Cierto. Y no es recomendable. 

De nuevo, es poco acertado unir ese producto a la causa. 

Pero no me hagas sentir responsable de no curarme porque en plena quimio con sabor a óxido en la boca y llagas del tamaño de 1€ me tome un bollo rosa, porque es lo único que me apetece y no el brócoli. 

Ejemplo 3:

Cristina Pedroche en pose sensual nos dice que no ir al ginecólogo es una locura. 

Que conste que no he abierto la revista para leerlo...pero es poco acertado. 

De nuevo, vamos a hacer sentir culpables a las mujeres por una enfermedad que, en el supuesto de que fuera su culpa, bien que se cobra lo debido. 

Yo he oído muchas veces que tenía que haber ido al ginecólogo... claro, como si ir al ginecólogo te librara de tener cáncer. Hacerte revisiones no suele ser preventivo, suele ser un instrumento de detección precoz, no preventivo. 

Ir al ginecólogo es necesario, tan necesario como ir al dentista, al oftalmólogo y al podólogo. Es tu salud, pero no todos pueden pagar un seguro privado o una consulta al médico. Y nuestra Sanidad Pública no te hace revisiones... te cura cuando estás enfermo. 

Censuro la elección del titular y censuro completamente que la revista crea que poner una mujer supersexy y supersana en la portada ayude a las mujeres con cáncer de mama. 

Puedo seguir poniendo ejemplos, y los pondré en otras entradas...

Todo mi enfado radica en que la gran mayoría de las veces el mensaje que se transmite es que si te da cáncer es porque no fuiste prevenida, y para castigarte, ya que lo estás sufriendo, te muestro a una mujer supersana y supersexy... eso que tú no te sientes. 

Ayudanos, no nos machaques. 

No quiero extenderme más, pero os dejo este enlace FACTORES DE RIESGO DEL CÁNCER DE MAMA de la web Breastcancer.org 

Si lo lees y he logrado transmitir mi mensaje, sentirás que nadie tiene la culpa de tener cáncer de mama porque es imposible controlar todos los factores que influyen en su desarrollo. 

Si lo entiendes, entenderás que me han amputado las 2 mamas y aunque me siento bien y feliz... no me hace sentir bien una mujer que está sana y que usa su imagen más sexy para dar un mensaje. Como si vestida y sin enseñar cacho ese mensaje no tuviera valor. Como si por no tener tetas, no tuviéramos valor. 

Es mi opinión, por eso la expreso en mi blog. 

No significa que tenga razón, ni lo pretendo. Sólo pretendo que entendáis que una enferma de cáncer no tiene un corazón infinito y ni siente ni padece porque "ella siempre sonríe". 

Duele que los sanotes busquéis una causa para sentiros seguros porque eso hace que nos sintamos culpables. 

Siento que en este siglo una mujer siempre tenga que pretender ser sexy y que se use ese mensaje en campañas para la lucha contra el cáncer.

Más amor y más empatía.